Relaciones de pareja sanas

Es lógico que en las primeras etapas de una relación todo funciona de maravilla, todo es color rosa como dicen muchos, sin embargo con el tiempo es que se van notando los cambios o detalles en la relación, pero el problema real surge cuando las personas se ponen una careta que les impide ver la relación tal y como es, lo bueno es que hay señales que muestran cuando algo no funciona y cuando una pareja es menos saludable de lo que debería, lo importante en ello es aprender a identificar dichas señales.

Porque es cierto que muchos dicen que encontrar a la persona amada resulta una fortuna única y que el amor viene acompañado de un toque de locura, pero lo evidente es que en toda relación debe haber cordura y un toque de razón. Son varios los aspectos los que nos pueden indicar cuando una relación es toxica o va por mal camino, sin embargo, en este espacio hablaremos de las parejas sanas o relaciones saludables y como se manifiestan, así estarás más seguro de tu relación si coincides con alguno de los aspectos que mencionaremos a continuación.

¿Qué es una pareja sana?

Se puede decir que una pareja sana es aquella donde las personas involucradas se entienden, pero lo principal es que consiguen el equilibrio en cualquier situación o por lo menos así lo describen algunos expertos. Eso no quiere decir que la relación no de trabajo o no tenga complicaciones, todo se basa en las respuestas de las parejas ante las dificultades y a sus personalidades, porque hay que dejar de lado las propias inseguridades, para abrir paso a la construcción de personas mejores dentro de una relación amorosa.

En una pareja sana no existen infidelidades, si quieres ser infiel sin que tu pareja se de cuenta y aún así, piensas que tienes una relación sana, pues estás en un error, las infidelidades pueden dañar cualquier relación sana, aúnque también hay opción de tener sexo con permiso de tu pareja, lo cual represente otra vertiente en las relaciones actuales.

Es importante que las personas en una relación dejen a un lado las malas experiencias del pasado, además es en las relaciones donde se manifiestan las carencias afectivas o creencias irracionales que las personas adquieren a lo largo de su vida. Es muy probable que en una relación se repliquen ciertos patrones de infancia o adolescencia, por eso en una relación sana es importante poder analizar con forma objetiva las virtudes y defectos.

Características de una relación de pareja saludable

  • Confianza: Quizá sonara a cliché, pero la confianza es vital es una relación sana, aunque eso no quiere decir que no sientas celos, pues esas sensaciones representan emociones naturales, pero lo importante es reaccionar de forma correcta. En una relación donde no hay confianza, no hay nada y mucho menos se puede considerar saludable.
  • Libertad y espacio: Es importante tener en claro que a pesar de estar en una relación el otro no te pertenece, tu pareja es una persona que libremente puede decidir mantener una relación a tu lado y con la misma libertad puede dejar de estarlo. En una relación sana ambos tienen la libertad de tomar decisiones y elegir lo que quiere hacer con su vida, cada uno debe tener su espacio e intimidad, en pocas palabras las parejas quieren compartir con el otro, pero no son indispensables o únicos en su vida, es una manera de aceptar que antes de ser parejas, somos individuos.
  • Comunicación: Es importante la comunicación en toda relación sana, hay que establecer y mantener un equilibrio, por lo tanto, el uso de la empatía y abrir canales de escucha es lo vital. Evidentemente en ocasiones es difícil mantener una comunicación efectiva, pero es importante cuidar la capacidad de entendimiento de la otra persona, comprendiendo sus opiniones y porque de sus acciones, debemos ser tolerantes y flexibles, a pesar de no estar de acuerdo.
  • Honestidad: No existen las mentiras en una relación saludable, de hecho, es un punto básico, de allí radica la importancia de que ambas partes sean sinceras en los puntos de anclaje de la relación, por lo tanto, si hay algo en lo que no está de acuerdo el otro hay que decirlo, pues guardarlo genera saturas que se van acumulando, generando situaciones toxicas. Además de todo esto, no hay que asumir el comportamiento del otro ya que eso puede generar discusiones y dinámicas negativas.
  • Cuidar de la relación: Es normal mostrar nuestra mejor faceta al inicio de la relación, pero con el tiempo los gestos van disminuyendo e incluso pueden desaparecer. Es importante cuidar de las relaciones como todo ser vivo, cultivar los detalles tales como elogiar a la pareja en las mañanas o regalar un detalle sin esperarlo, todo eso mantiene a la relación saludable.
  • Mantener el respeto: Amar es sinónimo de respetar y sin ello no hay pareja sana. Relaciones en donde los celos y falta de respeto están sobre la mesa, están destinadas al fracaso, en especial cuando la falta de respeto va de la mano de los engaños.

Deja una respuesta